¿Para qué sirve un conflicto en una relación?

El conflicto no es algo ajeno a nuestras vidas, es más va con nosotros desde nuestra más tierna infancia en la que ya aprendemos a manejarnos en ellos, con nuestros hermanos, en los colegios…

Lo podemos definir como  la incompatibilidad entre las conductas, percepciones, objetivos, metas  y afectos entre dos o más personas.
La existencia de diferencias es un hecho natural e inevitable si se tiene en cuenta que somos diferentes culturalmente, procedemos de familias diferentes con historias y experiencias personales previas que pueden ser fuente de conflictos.
Los conflictos no son ni positivos ni negativos, son adaptativos, es decir tiene una función en las relaciones, Lo que lo convierte en una experiencia percibida como negativa o positiva es la forma de afrontarlos o gestionarlos
Centrándonos más concretamente en los conflictos de parejas podemos decir que aparecen cuando en los 2 miembros existen dos motivaciones de carácter opuesto . Son la base de los malos entendidos de la relación de pareja y son con mucho,  los causantes de la insatisfacción, frustración y debilitamiento y hasta perdida de la pareja si no están bien resueltos.



















Pero, ¿para qué nos sirve un conflicto en una relación de pareja?: 
  • Para conocernos mejor.
  • Para saber cuáles son los límites de cada miembro.
  • Para fortalecer el vínculo de pareja como tal.
  • Para crecer como pareja y persona... 
                                      En definitiva para construir la pareja.


El conflicto nos permite conocer nuestros límites, nuestras necesidades, nuestras emociones y habilidades. Nos ayuda a ser más conscientes de las necesidades del otro, a detectar áreas a mejorar.
El conflicto bien gestionado, se convierte en uno de los motores para crecer tanto como pareja como a nivel individual.
Nos ayuda mucho a la hora de resolver estos conflictos valores tan importante como el respeto y componentes como comunicación, complicidad y pasión.
No tengamos la idea de que todos los conflictos se pueden resolver, es importante saber que no siempre se puede. 
Procurad entender primero para abrir la puerta a soluciones creativas y a terceras alternativas. Vuestras diferencias ya no son obstáculos para la comunicación y el progreso, se convierten en escalones que nos conducen hacia la sinergia. Stephen R. Covey




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares