Tener sexo cuando hay niños pequeños en casa.

¡Es viernes, que alegría!, por fin esta noche vamos a tener ese rato para nosotros solos ya que mañana no vamos a madrugar. Aunque esta mañana mi hija de 3 años se levantó un poco febril, así que no sé por qué creo que mi cita romántica no va a salir como planeamos.

La vida después de que has sido padre suele dejarnos a la par que contentos algo confundidos en cuanto al tema pareja, ya que no solo nos ha dejado sin poder dormir sino sin poder tener sexo.
Cuando nace un bebé el sexo pasa de ser algo espontáneo a ser algo totalmente programado y aun así la mayoría de las veces tampoco se da.
Hay un cúmulo de obligaciones, circunstancias y deberes que se nos imponen y el sexo va quedando en un segundo plano. No debemos olvidar que antes que padres somos pareja, amantes y que eso también es un gran pilar que sustenta nuestra relación, tu pareja puede dejar de serlo en cualquier momento, tu hijo no dejará de serlo nunca.

Hoy en día se tiende a poner a los niños en un primerísimo lugar, y eso está bien; no se trata de dejar los niños “dejados de la mano de Dios”,  pero no debemos descuidarnos como personas individuales y tampoco como pareja. Si tú no estás bien, no puedes ayudar a nadie  y si no estamos bien como pareja, no podemos cuidar bien de nuestros hijos.

Es fundamental tener esos momentos de intimidad sexual que son un complemento más en la intimidad, la comunicación y la complicidad que hay en la pareja.
Pero te estarás planteando, ¿cómo hacerlo si no tenemos tiempo?, y cuando tenemos estamos tan cansado que no podemos…

Prueba a:
  1. Tener alguna cita como cuando estabais solos (muchas parejas tienen niños de un par de años y no han vuelto a salir solos), para eso están loa abuelos, los canguros, etc.
  2. No dejes que los niños duerman en tu cama. No solo dificulta el poder tener relaciones sino que es una intrusión a la necesidad de intimidad…
  3. Tener sexo, cuanto más se práctica, más genera…(aunque parezca de perogrullo)
  4. ¿Vais a casa a medio día?, genial…aprovecha esos 40 minutos y háganse feliz…
  5. Dedicas horas a tener tus propias actividades como gimnasio, cursos etc…eso está muy bien, pero de vez en cuando cambia tu hora de deporte por ese otro deporte que te hace estar más unido con tu pareja. 
  6. Vuélvete egoísta con las cosas que realmente importan, como es tu vida sexual, tus hijos y tu pareja lo agradecerán.


¡Venga manos a la obra, pongámonos a ello!






Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares