¿Cómo afecta la premenopausia a mi relación de pareja?

Ella: Hoy tengo el día raro...
El: ¿otra vez?, poniendo cara de disgusto.
Ella: ¿qué quieres?, es esta premenopausia que me tiene cansada, desquiciada, nerviosa, en definitiva maaaaaaal.
Hoy estoy guerrera, mañana triste, pasado nostálgica, el otro contenta...Incluso algunas le ponen nombre a su grupo de días, días zarzamora, días flan, días verdes...
Estos cambios de humor y actitud a los que nos someten nuestras hormonas en esta etapa de la vida a las mujeres entre los 40 y los 50 años puede llegar a ser un problema bastante grave para nosotras mismas en principio y para nuestras parejas después. Ellos en la mayoría de los casos ni entienden ni comparten esta situación que por otro lado es tan común y normal.
Es una etapa por las que pasamos todas las mujeres unas con más intensidad que otras pero todas vamos a experimentar ese cambio.
Es en estos momentos de la vida donde vamos a necesitar una dosis extra de cariño, comprensión y amor por parte de los que nos rodean, ya que eso nos ayudará a sobrellevarla.
Como buenas mujeres aquí también tendremos que hacer un esfuerzo para que nuestras parejas entiendan el proceso y se impliquen. Recabar toda la información que podamos y compartirla para que ellos sepan qué es exactamente lo que nos pasa física y emocionalmente.

Debemos más que nunca trabajar nuestra autoestima para afrontar de la mejor manera esos cambios físicos (fátiga, dolor de cabeza...), cambios en la forma de nuestro cuerpo, flaccidez, pérdidas de orina, vello no deseado.
No debemos descuidar el arreglo físico porque ya vengamos de vuelta de todo, el vernos bien en el espejo nos ayudará a aceptar mejor esos cambios que se van dando.
Al cambiar nuestros cuerpos tendrá que haber algo más allá del físico que nos mantenga interesados como pareja (porque el cuerpo de ellos también ha cambiado con la edad...). Tanto hombres como mujeres debemos cuidar esos aspectos que nos hacen interesantes y atractivos para el otro ya que ellos serán nuestra fuente de inspiración sexual. Puede ser la inteligencia, el carisma, la dulzura, lo que nos haga seguir manteniendo la admiración por nuestra pareja.

Cultivaremos la paciencia como virtud extra porque el sexo no es en muchas ocasiones todo lo satisfactorio que era ya que hay días, muchos días que no estaremos ni para nosotras ni para nadie. Ese aspecto de la vida que tanto nos hacía gozar ya no está, se durmió y quiero recalcar lo de "durmió", porque afortunadamente esto también pasará.
Es la época de hablar, hablar y hablar, debemos contar lo que sentimos, pedir lo que necesitamos. El silencio es un virus que no dejaremos que se instale.
En este etapa las mujeres ya sabemos lo que queremos, hemos crecido enormemente y nos hemos llenado de experiencia y todo esto debe jugar a nuestro favor.

Dejar constancia de que necesitamos nuestro tiempo y espacio privado donde desarrollarnos y crecer en los aspectos que necesitemos hacerlo solas.
Me permito darte un consejo:
Si valoras tu relación no dejes que la premenopausia sea una de las etapas más difíciles en la vida de pareja. No dejes que tu relación se muera en la esquina del sofá.
3 cosas imprescindibles para sobrellevar la premenopausia:








Comentarios

Entradas populares