¿Te aceptas a ti mismo?

Odias tus debilidades, no soportas tu manera de hablar, no te gustan tus dientes, tu pelo o tu nariz…Todos en algún momento hemos pensado esto o algo similar y todo porque no hemos aprendido a aceptarnos tal cual somos y es algo que debemos aprender a hacer.

Aceptarte es una decisión, aceptarte a ti mismo es estar de tu lado y negarte a ser tu propio enemigo. Estar de tu lado es aceptarte como eres, es decir, reconocer tus emociones y las experiencias que has vivido, como pienso y como siento. Reconocer lo que está ahí, reconocerlo no quiere decir que estés conforme con esto sino simplemente  sabes que existe, y estudiarlo, saber de dónde proviene, conocer nuestros miedos e inseguridades, para potenciar nuestra autoestima y ser más felices con nosotros mismos, al fin y al cabo es con quien hemos de convivir todos los días.

Muchas personas siguen esperando a que alguien los elija, a que alguien les diga que son fabulosas, a que otro les haga sentir importantes,  les haga feliz,  les de una razón de vida,  haga las cosas por él/ella, le descubra su creatividad, y se olvidan por completo que primero deben ellas mismas ver esas habilidades en sí misma para que así se muestre en su realidad.



















La mayoría de las personas no confían en sí mismas lo suficiente como para empezar a hacer cambios y movimientos  en su vida, acciones que les acerquen a sus verdaderos deseos, muchos se creen indignos de obtener éxito, fortuna, salud, amor, armonía y siguen siempre mirando detrás de la vitrina sin atreverse si quiera a traspasar la puerta y preguntar.


 Para aceptarte a ti mismo tienes que cambiar y es por esto que quizás muchas personas no hacen nada al final, abandonan todo y prefieren seguir auto-arruinando su propia vida. Cambiar algunas cosas que están interfiriendo en el proceso de aceptación a ti mismo, puede ser que te estés enfocando demasiado en tus debilidades, te desprecies continuamente, maldigas  tu vida por venir a vivir a un mundo donde te parece que todos están en tu contra, o te veas incapaz de hacer los cambios, estos son algunos de los factores que podrían estar bloqueándote el paso


Para aceptarnos debemos aprender a Amarnos, por eso debemos ejercitarnos en ese maravilloso arte. Cuando te amas sabes lo que mereces, cuando te amas conoces tu ritmo, cuando te amas sabes lo que mejor te conviene, cuando te amas te ocupas de elegir aquello que te brinda mayor beneficio.
Amarte es respetar y validar tus propias necesidades, ideas, opiniones, es sentirte a gusto en tu propia piel y poder ser como eres sin vergüenza.

Piensa en el maravilloso ser que eres, en todo lo hermoso que eres capaz de lograr, todo el amor que puedes dar, todas las enseñanzas que puedes compartir con otros…Ha llegado la hora de que admitas que como tú no hay nadie y que solo tienes esta vida, no la desperdicies intentando fingir y ser quien no quieres ser.





Comentarios

Entradas populares