¿Psicólogo o Coach?

Intuimos que algo no va bien y decidimos acudir a un profesional, y te planteas a cuál debes acudir.
¿Sabes qué hace un coach y qué hace un psicólogo?.
Vamos a introducirnos en las  disciplinas que practican ambos para entenderlas y saber escoger la que más nos convenga.

Un coach es una persona que te escucha, te acompaña, te guía, una especie de entrenador de vida que tiene la misión de que cumplas tus objetivos a través de herramientas que tú tienes y no sabes cómo usar. Te ayuda a descubrir lo que quieres o qué te impide llegar a ello.

El coaching se centra en ayudar a la persona a "ser mejor" y explotar positivamente sus capacidades.
El coach trabaja básicamente en sesiones, haciendo preguntas para que la persona se pare, reflexione y escoja el mejor camino para llegar a su meta.
No somos ni psicólogos, ni consultores, ni mentores, ni consejeros, ni amigos.
En cambio un psicólogo indaga en tu mente para hacer que te conozcas mejor. Pueden ser de diversas corrientes y en base a eso es la terapia que usan.


 Se dedican a ayudar a recuperar un estado de salud y bienestar mental. Generalmente los psicólogos recurren a la Terapia, que se conoce como psicoterapia o terapia de conversación
La función se podría decir que es ayudar a la persona a "encontrase mejor".














Se nos plantea el dilema de ¿a qué profesional escoger?. Los fines de la psicología y el coaching no son excluyentes, porque llegar a ser mejor lleva a encontrarse mejor y viceversa.


 Muchos de los principios del coaching proceden de los estudios de la psicología y también hay muchos psicólogos que han completado su perfil profesional con formación especializada en coaching.







El coaching adquiere una dimensión más práctica que teórica proponiendo un proceso que busca desarrollar habilidades de planificación, negociación y resolución de conflictos.

Yo establecería una clara frontera de a qué profesional escoger, el hecho de tener un trastorno mental (que no es estar loco): ansiedad, trastornos de alimentación, depresión...nos indica claramente la direccionalidad hacia un psicólogo.




Siempre que no hablemos de patologías pero sí de necesidad de cambio, de un enfoque práctico y estratégico de las situaciones o conductas a cambiar la direccionalidad es clara hacia un coach. Por tanto no debemos desechar a ninguno sino analizar bien qué es lo que necesitamos o estamos buscando y a partir de ahí tomar la decisión más importante e inteligente que es la de buscar ayuda...

Comentarios

  1. Es muy interesante y desde luego estoy convencido que pueden convivir perfectamente y también se por experiencia que las herramientas que da el coaching nunca me las dio la psicología. Un abrazo Manuel Ríos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Manuel y te doy la razón, yo que he estudiado Psicología también reconozco que las herramientas me las ha aportado el coaching, la psicología me dio mucha teoría. Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy explicito y deja bien clara la diferencia. Sigue escribiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Godofredo. Seguiré en ello, prometido jejejej. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares